Home / Información General / Facturar comisiones a través de una Cooperativa de Agentes Comerciales

Facturar comisiones a través de una Cooperativa de Agentes Comerciales

Muchos comerciales se preguntan si es posible facturar comisiones sin ser autónomo. Son muchos los casos de profesionales del sector de las ventas que trabajan por cuenta propia para su clientes. Sin embargo, es recurrente sufrir el rechazo de un cliente por no poder emitir una factura.

El problema es sencillo: ante la incertidumbre o la escasez en los ingresos, muchos comerciales prefieren evitar darse de alta como autónomos. Y a causa de ello, no pueden cobrar las comisiones porque no pueden emitir la factura solicitada por el cliente.

En este artículo te damos la clave para facturar comisiones sin ser autónomo a través de una cooperativa de agentes comerciales.

facturar comisiones por venta

Cómo facturar comisiones

Un ejemplo. Te ha surgido trabajar para un cliente vendiendo productos informáticos de gama alta y te piden factura por los servicios, pero no puedes emitirla porque no eres autónomo ni te sale rentable serlo. En ese caso puedes optar por darte de alta en una cooperativa de comerciales y facturar comisiones como asociado de la misma.

Las cooperativas de trabajo no solo te permiten facturar una comisión de forma puntual, sino emprender una actividad económica como comercial independiente sin necesidad de ser autónomo. De este modo puedes consolidar tu cartera de clientes e incrementar tus beneficios sin la problemática de hacerse autónomo, lo cual es caro y engorroso.

facturar comisiones

Cómo declarar ingresos por comisiones

Actualmente existen muchos profesionales que se dedican a la intermediación comercial. Es decir, realizan actividades enfocadas a la promoción de ventas en nombre de un tercero a cambio de una comisión por cada una de las operaciones que realicen con éxito.

En estos casos (donde solo se media en las ventas), el intermediario no adquiere el producto ni tampoco presta por sí mismo el servicio que promociona; sino que se limita a exponer a los posibles clientes las ventajas y cualidades de dicho producto o servicio. Este tipo de actividades no suele recogerse formalmente en un contrato laboral, ya que el agente no es un asalariado de la empresa a la que representa, sino que actúa por cuenta propia mediante una relación mercantil.

El problema surge cuando el intermediario no es consciente del modo en el que tiene que declarar los ingresos (comisiones) que percibe. Este tipo de actividad se considera una actividad profesional. Por tanto, el pagador está obligado a efectuar una retención en el momento de realizar la liquidación y el abono de las comisiones.

Si los ingresos obtenidos son mínimos, con consignarlos en la Declaración puede ser suficiente, ya que al no estar sometidos a ningún tipo de retención, no existiría la obligación de presentar pagos a cuenta del IRPF, con lo cual, no habría perjuicio para la administración. Lo que tendría difícil solución sería el tema del IVA, ya que la intermediación comercial es una actividad sujeta a dicho impuesto. En este caso, el profesional intermediario tendría la obligación de emitir una factura por la liquidación de comisiones, y aplicar en ella, el tipo impositivo general. Es decir, debes de seguir estos pasos:

  • Emitir siempre una factura por las comisiones que se van a cobrar.
  • Aplicar el IVA correspondiente al servicio por el que se cobran tales comisiones.
  • Declarar el IVA de las facturas trimestralmente rellenando el modelo 303.

Si tus comisiones y tu ingreso general, supera el SMI debes de darte de alta como autónomo, en caso contrario puedes formar parte de la cooperativa Red de Comerciales.

Ventajas de facturar comisiones a través de una cooperativa

  • El asociado de la cooperativa no tendrá que preocuparse de facturas, liquidaciones, libros de registro etc. Se ocupará únicamente del trato con sus clientes y de efectuar su trabajo; tras lo cual recibirá una liquidación por los rendimientos de su trabajo.
  • De esta forma se pueden cobrar de forma legal los trabajos que vayan surgiendo a lo largo del tiempo y no tener que renunciar a ellos por la imposibilidad de realizar una factura o por la cantidad de papeleo que nos va a suponer aceptar el trabajo.
  • Ahorras dinero es una de las ventajas de las cooperativas, ya que evitas pagar la cuota de autónomo.
  • Asesoramiento laboral, legal y administrativo. Además en la cooperativa Tecnicoo contamos con un seguro sanitario, porque nos preocupamos de nuestros asociados. Facilitándoles formación en prevención de riesgos laborales así como el certificado de PRL.

¿Necesitas facturar comisiones? Date de alta en Red de Comerciales.


Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: Actividades exentas de IVA

Summary
Facturar comisiones como empresa de Micro-Créditos
Article Name
Facturar comisiones como empresa de Micro-Créditos
Description
Descubre cómo facturar comisiones del sector financiero sin ser autónomo ¡Asóciate a Tecnicoo y empieza a facturar sin riesgos ni complicaciones!
Author
Publisher Name
Tecnicoo
Publisher Logo

Comments

comments

About Raul Far Llobell

Check Also

cursos de diseno grafico

Cursos de diseño gráfico en España

4.5 / 5 ( 2 votos ) ¡El saber no ocupa lugar! A veces se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *